Tratamiento biológico de la Urticaria resistente al tratamiento con anti-alérgicos

Servicios Fundación AYRE

Tratamiento biológico de la Urticaria resistente al tratamiento con anti-alérgicos

La urticaria tiene gran variedad de presentaciones clínicas y causas. Se caracteriza por la presencia de ronchas o placas eritematosas, edematosas, transitorias de diferente tamaño. Es una de las enfermedades dermatológicas más frecuentes.

Se clasifica de acuerdo con el tiempo de evolución, en aguda (menos de 6 semanas) o crónica (más de 6 semanas). Se calcula que la urticaria aguda afecta a 20% de la población a escala mundial. Diversos estudios recientes en este campo han contribuido considerablemente al entendimiento de la patogenia de la urticaria. Las estrategias de manejo incluyen medidas no farmacológicas y medicamentos, éstos se encuentran agrupados en drogas e primera línea (antihistamínicos), de segunda línea (corticosteroides y antileucotrienes) y de tercera línea (inmunomoduladores). Este trabajo revisa los tipos de urticaria, sus causas, la patogenia y su manejo.

Clasificación

La urticaria se puede clasificar de acuerdo con diferentes parámetros:

  1. según la evolución: en aguda (< 6 semanas) o crónica (> 6 semanas).
  2. según el cuadro clínico: en urticaria espontánea, o urticaria inducida por factores físicos; mientras que el angioedema (hinchazón de ojos, labios) puede presentarse sin ronchas o junto a la urticaria. 
  3. y según el mecanismo potencial de su desarrollo: alérgico, inmunológico, no inmunológico, o bien autoinmune.

Tratamiento

De ser posible se debe eliminar la causa desencadenante ( alimentos, aditivos, fármacos,frío, calor, picaduras, etc).

Se debe evaluar la necesidad (según el paciente) de una dieta de eliminación suspendiendo los alimentos que contienen componentes altamente antigénicos (nueces, pescados y mariscos) y los que favorecen la liberación de histamina (chocolate, frutillas, huevo,café, mariscos y lácteos).

Hay que recordar que las urticarias físicas comprenden de 20% a 30% de los casos de urticaria crónica. Para los pacientes con urticarias físicas es útil la identificación de los agentes detonantes de la enfermedad para evitarlos, lo cual es casi siempre el único tratamiento necesario, aunque en algunos casos se necesitan tratamientos específicos adicionales.

Para el dermografismo severo, una ingesta regular de cualquier antihistamínico de 2da generación (no sedante) en general produce un alivio total de los síntomas. El tratamiento de la urticaria solar consiste en evitar la exposición a la luz solar, uso de ropa protectora y pantallas solares. El tratamiento de la urticaria acuagénica comprende barreras protectoras y tratamiento previo con antihistamínicos.

Los antihistamínicos (activos en el receptor H1) son el punto clave para el tratamiento de la urticaria aguda y crónica. Los objetivos son aliviar el prurito, suprimir la formación de ronchas y maximizar la realización de actividades diarias. 

Los efectos adversos de los antialergicos de 1ra generación incluyen aumento del apetito, ganancia de peso y somnolencia. 

Los antialérgicos de segunda generación son considerados generalmente la primera opción de tratamiento. Éstos tienen poca pene tración al SNC y no producen letargia. Los más utilizados son loratadina, ceterizina, desloratadina, fexofenadina, levocetirizina y epinastina.

Los corticosteroides (CE) son efectivos para reducir la severidad de la urticaria, aunque se recomiendan dosis bajas en episodios agudos refractarios a antihistamínicos de 0.5 a 1mg/kg/día. Los CE se reservan para casos de urgencia: reacciones anafilácticas que comprometen la vida del paciente, en el angioedema de mucosas y en las urticarias severas.

Disponemos de un nuevo tratamiento biológico (Anti IgE) para los casos que no pueden ser controlados con antihistamínicos, y deben recurrir a dosis elevadas de los mismos o a corticoides o inmunosupresores. Puede contactarnos al respecto